martes, 14 de noviembre de 2017

ECRAN: video de introducción a los ensayos clínicos

Pequeño vídeo didáctico sobre cómo se desarrolla y lleva a cabo un ensayo clínico, elaborado por la European Communication on Research Awareness (ECRAN).

domingo, 12 de noviembre de 2017

Bomba de jeringa Alaris: programar infusión por dosificación

La bomba acepta jeringas de tres cuerpos BD Plastipak de 5, 10, 20 y 50 mL. Alargadera compatible Carefusion Luer Lock (200 cm). Volumen de purga: 1,4 mL.

En el ejemplo que se expone a continuación se programa una dosificación de 5 mcg/kg/min, utilizando una perfusión con una concentración de 2 mg/20 mL para un paciente de 10 kg de peso.

1. Pulsa la tecla de interrogación para acceder al menú de opciones.


2. Selecciona la opción PROGRAMAR INFUSIÓN y OK para confirmar.



3.       Selecciona SOLO DOSIFICACIÓN y OK para confirmar.



4.      Selecciona con las teclas de ajuste las UNIDADES DE DOSIFICACIÓN  y OK para confirmar. 



5. Introducir CONCENTRACIÓN: primero introduce la CANTIDAD del medicamento que por defecto será en mg, podemos cambiar las unidades utilizando la tecla de UNIDADES y OK para confirmar. 
(En el ejemplo se selecciona CONC. CANTIDAD 2 mg) 


6.    Seleccionamos el VOLUMEN TOTAL y OK para confirmar.
(Ejemplo concentración de 2 mg/20 mL)


7.  Ajustar el PESO del paciente y OK para confirmar.
(Ejemplo 10 kg)


8.     CONFIRMAR SELECCIÓN y OK para confirmar.
Paciente peso: 10 kg   (2 mg/20 mL)


9.      Introducir DOSIFICACIÓN y OK para confirmar.
(Ejemplo 5 mcg/kg/min)


EN ESPERA ya la tenemos preparada para iniciar la infusión
10.      INICIAR INFUSIÓN



 Para terminar un poco de música

jueves, 2 de noviembre de 2017

¿Cómo podemos administrar Enoxaparina IV?

Dentro del Procedimiento de Fibrinolisis del Protocolo SCACEST Red Bihotzez Osakidetza, tenemos que administrar anticoagulación Enoxaparina (Clexane) IV.  

Imagen es de aquí

Como sabéis, la presentación es una jeringa precargada con aguja insertada. 

Nuestros equipos de suero no disponen de puerto en Y, con los nuevos obturadores/tapones azules nos planteamos si era posible administrarlo por vía IV.




Primero probamos con una aguja subcutánea y con una jeringa de 5 mL cargada de SSF y comprobamos que no funcionaba,  tras insertar la aguja no era posible administrar el contenido de la jeringa. El siguiente paso era comprobarlo con la propia jeringa y aguja de la Enoxaparina.

Angel Marin enfermero del helicóptero nos ha sacado de dudas...


Para que podamos verlo mejor ha sustituido el contenido de una jeringa precargada caducada por vinagre de Módena.

Acoplado el obturador a una llave de tres vías con alargadera ...


Tras lavar con SSF se puede comprobar que funciona, peeero tal y como puede apreciarse en la imagen una pequeña cantidad se queda en el tapón, desconocemos exactamente cuanto, tenerlo en cuenta. 

Eskerrik asko Angel !!


lunes, 30 de octubre de 2017

¿Qué son las revisiones sistemáticas?


Este vídeo recoge la importancia de las revisiones sistemáticas y cómo se realizan. Incluye la explicación de cómo se comparan los efectos de las intervenciones para proporcionar pruebas sólidas.
Preparado por el Grupo Cochrane de Consumidores y Comunicación, La Trobe University y apoyado por Cochrane Australia. Escrito por Jack Nunn y Sophie Hill. cccrg.cochrane.org.
Animación de Shakira Moss, Doodler Animation - doodler.com.au
Traducido al español por Andrea Cervera y grabado y editado por Salomé Planas, del Centro Cochrane Iberoamericano.

Publicado el 4 sept. 2017


miércoles, 25 de octubre de 2017

Fractura de Pelvis. IIª Parte

MANEJO PREHOSPITALARIO

“Las lesiones de pelvis se asocian con una hemorragia significativa, lesiones internas concomitantes y una alta mortalidad. El objetivo principal es reconocer las posibles lesiones basadas en el mecanismo lesional y en la evaluación física.”

1. Valoración de la escena - determinar el mecanismo lesional:
  • Alta energía: precipitación, atropello, colisión de vehículos. Posición en la que se encuentra el paciente en la escena.
  • Baja energía: los pacientes ancianos o los atletas jóvenes pueden presentar fractura de pelvis después de un traumatismo relativamente menor, incluyendo caídas al mismo nivel o lesiones deportivas. Los pacientes ancianos pueden tener una hemorragia potencialmente mortal de las fracturas pélvicas sufridas en las caídas de baja energía.
2. Evaluación del trauma:
Se necesita un enfoque claro, sencillo y organizado en el manejo de un paciente con lesiones graves. La evaluación primaria promulgada en Advanced Trauma Life Support (ATLS) ofrece un enfoque de este tipo [6]. Al igual que con todos los pacientes con trauma se da prioridad a la estabilización de la vía aérea, la respiración y la circulación para “minimizar el tiempo” en el lugar del siniestro.

La exploración física debe incluir:
  • Búsqueda de hemorragia externa
  • Hematomas, laceraciones o deformidad de la pelvis.
  • Signo de Destot: hematomas por encima del ligamento inguinal o en el área escrotal – perineal.
  • El sangrado rectal y vaginal sugiere una fractura pélvica abierta.
  • Sangre en el meato uretral, sugiere una lesión uretral concurrente.
  • El entumecimiento perineal, es indicativo de lesión neurólogica al plexo lumbosacro.
  • Posición de las extremidades inferiores.

"Los pacientes que se quejan de dolor pélvico se supone que tienen una fractura de pelvis, hasta que se demuestre lo contrario." 

3. Estabilización de la fractura:
La pelvis debe ser "envuelta", ya sea con una sábana o con un dispositivo pélvico comercial.  "Envolver" la pelvis reduce el volumen de la pelvis (creando un efecto de taponamiento), estabiliza fragmentos de la fractura (reduciendo la hemorragia de los sitios de fractura), y mejora la comodidad del paciente [7,8 ].  Incluso fracturas sin un componente de "libro abierto" pueden ser envueltas, siendo el objetivo principal la estabilización de la fractura.

El método más simple para reducir el volumen de la pelvis es inmovilizar las piernas juntas en rotación interna [9]. Alternativamente, se utiliza una sábana envuelta circunferencialmente alrededor de los trocánteres mayores.

Los dispositivos pélvicos comerciales también pueden ser utilizados. Hasta la fecha, ningún ensayo clínico ha demostrado que los dispositivos comerciales pueden ser clínicamente superiores a la sábana envuelta. [UptoDate]


No colocar sobre las crestas ilíacas,
sino más bien sobre los trocánteres mayores. 
Se debe tener cuidado de no sobre-reducir la fractura, especialmente con lesiones por compresión laterales. La reducción excesiva puede crear o aumentar una deformidad rotación interna. Tres dispositivos, el Pelvic Sling SAM, TPOD, y el dispositivo pélvico circunferencial de compresión (PCCD), limitan la cantidad de fuerza que puede ser aplicada, reduciendo la posibilidad de la rotación interna incluso en lesiones por compresión laterales [10,11]. 




Fuentes de información consultadas:

DynaMed Plus [Internet]. Ipswich (MA): EBSCO Information Services. 1995 - . Record No. 914922, Pelvic fracture - emergency management; [updated 2017 Sep 06, cited october 2017]; [about 3 screens]. Available from http://www.dynamed.com/login.aspx?direct=true&site=DynaMed&id=914922. Registration and login required.

Fiechtl, MD. Pelvic trauma: Initial evaluation and management

Bibliografía:

6. American College of Surgeons Committee on Trauma. Advanced Trauma Life Support (ATLS) Student Course Manual, 9th ed, American College of Surgeons, Chicago 2012

lunes, 23 de octubre de 2017

Fractura de pelvis. Iª Parte

La fractura pélvica puede ser desde leve hasta potencialmente mortal. 
La Incidencia en Estados Unidos es de 37 casos / 100.000 personas año.

Etiología:


  • Mecanismo lesional de alta energía (más frecuente).
  • Mecanismo lesional de baja energía.

Los mecanismos lesionales de alta energía más comunes para la fractura de pelvis incluyen: colisiones de vehículos de motor, accidentes de motocicleta, atropello de peatones.
Los traumatismos de alta energía aumentan la probabilidad de lesiones concomitantes, donde es probable que estén afectadas las vísceras abdominales y pélvicas.

"Un estudio observacional de 1851 pacientes de accidentes de vehículo de motor, de los cuales 511 tenían fracturas pélvicas, encontró una mayor incidencia de las fracturas pélvicas por impactos laterales e informó de que el uso de cinturones de seguridad se asoció con menos fracturas pélvicas." [1]

Mecanismo lesional de baja energía suelen producirse en pacientes frágiles y ancianos tras una caída. También se puede ocasionar una fractura por avulsión en atletas adolescentes, cuando una repentina contracción muscular puede poner la tensión en un sitio de inserción del tendón.

Lesiones asociadas -  las lesiones de la pelvis por traumatismo de alta energía con frecuencia causan lesiones internas:
  • Hemorragia: es la lesión más preocupante que puede producirse, puede tratarse de una hemorragia potencialmente mortal. En el 80-90% de los casos se trata de una hemorragia venosa [2]. Una hemorragia significativa puede acompañar a cualquier tipo de fractura.[3,4]
  • Intraabdominal: tal lesión se produce en un 16,5 % de los pacientes con trauma pélvico. Los órganos viscerales (por ejemplo hígado, bazo) y el intestino pueden estar afectados.
  • Vejiga y uretra - La vejiga se lesionó en aproximadamente el 3,4% y la uretra en 1% de los casos de trauma de la pelvis [ 5 ].
  • Neurológico - Déficits en los nervios asociados con las interrupciones del anillo pélvico se producen en el 10 - 15 % de los casos de trauma de la pelvis, con tasas más altas (hasta 50 %) en la zona del sacro. Los sitios más comunes incluyen las raíces nerviosas L5 y S1 y nervios periféricos aislados [ 6 ].
  • Ruptura aorta torácica - La disección de la aorta torácica se produce en un 1,4 % de los pacientes con trauma cerrado con una fractura de la pelvis, en comparación con 0,3 por ciento de todos los pacientes con traumatismo contuso [ 7 ].

Los tipos de fractura pélvicas incluyen: anillo pélvico, fracturas acetabulares, fracturas de sacro y fracturas por avulsión. La hemorragia significativa puede acompañar a cualquier tipo de fractura.

La clasificación de Young Burgess caracteriza las fracturas del anillo pélvico por mecanismo de lesión:
  • Compresión antero – posterior
  • Compresión lateral
  • Cizalladura vertical
  • Mecanismo combinado

La fractura de libro abierto es un término común para para describir las interrupciones del anillo pélvico. Esta fractura abarca una lesión anterior y una fractura pélvica posterior o lesión de los ligamentos. 
La compresión lateral, la compresión antero – posterior y lesiones cortantes verticales pueden producir la fractura del libro abierto. Cuando el anillo anterior de la pelvis se ensancha más de 2,5 cm, la pelvis posterior es frecuentemente lesionada aumentando el riesgo de hemorragia.

Imagen es de aquí
Bibliografía:
  1. Stein DM, O'Connor JV, Kufera JA, et al. Risk factors associated with pelvic fractures sustained in motor vehicle collisions involving newer vehicles. J Trauma 2006; 61:21.
  2. Gänsslen A, Giannoudis P, Pape HC. Hemorrhage in pelvic fracture: who needs angiography? Curr Opin Crit Care 2003; 9:515.
  3. Magnussen RA, Tressler MA, Obremskey WT, Kregor PJ. Predicting blood loss in isolated pelvic and acetabular high-energy trauma. J Orthop Trauma 2007; 21:603.
  4. Elzik ME, Dirschl DR, Dahners LE. Hemorrhage in pelvic fractures does not correlate with fracture length. J Trauma 2008; 65:436.
  5. Bjurlin MA, Fantus RJ, Mellett MM, Goble SM. Genitourinary injuries in pelvic fracture morbidity and mortality using the National Trauma Data Bank. J Trauma 2009; 67:1033.
  6. Schmal H, Hauschild O, Culemann U, et al. Identification of risk factors for neurological deficits in patients with pelvic fractures. Orthopedics 2010; 33.
  7. Demetriades D, Karaiskakis M, Toutouzas K, et al. Pelvic fractures: epidemiology and predictors of associated abdominal injuries and outcomes. J Am Coll Surg 2002; 195:1.
  8. Kocher MS, trastornos atleta cadera Tucker R. pediátricos. Clin Sports Med. 2006 Apr; 25 (2): 241-53